Trastornos del sueño más habituales

A pesar de que ocupa más de un tercio de nuestra vida, el sueño es un verdadero desconocido, aunque hay muchos estudios que indican que alrededor de un 20% de la población sufren de algún trastornos de sueño.

Los trastornos del sueño son cualquier alteración que afecta a nuestro descanso. Dificultad en la conciliación del sueño o alteraciones durante el mismo.

Son varios los factores que pueden provocar una alteración del sueño:

–    Estrés o nerviosismo.

–    Cambios de horario en el trabajo o desplazamientos con Jet-Lag

–    Enfermedades, lesiones y molestias.

–    Envejecimiento.

–    Consumo de alcohol, cafeína.

–    Condiciones no adecuadas para el descanso: ruido, temperatura, ventilación, etc.

Principales trastornos del sueño

Insomnio

Se trata de la dificultad para conciliar el sueño (insomnio de comienzo del sueño), para permanecer dormido o incluso un despertar temprano. En todos los casos, al despertar, nuestra sensación será la de no haber descansado ni adecuada ni eficazmente.

En la actualidad casi un 30% de la población padece de insomnio, aunque la mitad de los casos corresponde a un insomnio crónico, y el otro 50%, un insomnio transitorio.

El insomnio de comienzo del sueño es más habitual en la adolescencia, mientras que la dificultad para permanecer dormido o un despertar temprano en más frecuente en las personas adultas o en la vejez.

Las posibles causas del insomnio pueden ser:

–    Depresión, ansiedad, stress y nerviosismo.

–    Envejecimiento.

–    Dolores o malestar.

–    Medicación.

–    Cambios ambientales o desajustes horarios.

Los síntomas que el paciente puede presentar pasan por el cansancio físico y mental, reducción de la capacidad de concentración y memoria, cambios de humor, irritabilidad o estados de nerviosismo.

Apnea del sueño

Se trata de un grupo de trastornos graves en los que la respiración se detiene repetidamente mientras dormimos, durante un tiempo bastante prolongado como para provocar la desoxigenación cerebral y sanguínea y al aumento del anhídrido carbónico.

La persona que padece apnea ronca mientras duerme y en un momento determinado deja de respirar (apnea). Estos períodos de falta de respiración son seguidos por intentos repentinos de respirar, acompañados por un cambio a una etapa del sueño más ligero, discontinuo y no sosegado, que conduce a un exceso de somnolencia diurna.

Existen tres tipos de apnea:

–    Apnea obstructiva el sueño. Más frecuente en los hombres, y sobre todo, en hombres con obesidad y fumadores. La obesidad provoca una obstrucción de las vías respiratorias dificultando la respiración.

–    Apnea central del sueño. Se produce por la falta de comunicación entre los músculos de la respiración y la parte del cerebro que los controla. Es un tipo de trastorno poco común y ligado habitualmente a otras dolencias.

–    Apnea mixta del sueño. Es una combinación de los dos tipos anteriores.

En cualquier caso, es esencial la visita al especialista ya que puede consistir en una dolencia de tipo grave ligada, posiblemente, a otras patologías.

Ronquido

Consiste en una respiración ruidosa durante el sueño.

Se produce por las vibraciones que realiza el velo del paladar al pasar el aire durante el sueño y que se originan al colapsarse las partes blandas comprendidas entre la cavidad bucal y la faringe.

Quizás ninguno de nosotros considere los ronquidos como un trastorno del sueño. Más bien creemos que se trata de una molestia a nivel social y familiar.

Pero en el fondo, se trata de un trastorno que afecta de forma directa a nuestro descanso, convirtiéndolo en insuficiente, ineficaz y de mala calidad.

En definitiva, los trastornos del sueño nos impiden descansar con normalidad y aunque pueden estar causados por distintos motivos, reducir el estrés y la relajación ayudan a mejorar nuestro descanso.

Cómo elegir el mejor colchón para tu descanso

Los colchones se han vuelto tan tecnológicos – algunos incluso están basados ​​en la investigación de la agencia espacial estadounidense NASA – que ahora han tomado el nombre de «sistemas de descanso». Algunos incluso cuestan tanto como un BMW de gama media ¿Pero es realmente necesario gastar tanto? Hoy os ayudaré a elegir el mejor colchón para vuestro descanso.

El principal problema es que un colchón barato al final acaba saliendo caro – gastar, por ejemplo, menos de 200€ es casi seguro que no va a garantizar una buena noche de sueño a menos que seas muy joven, muy ligero y tengas la facilidad de dormir en cualquie lugar.

Los colchones baratos también necesitan ser cambiados más a menudo, tal vez con la frecuencia de cada dos años. Gastando un poco más no deberías necesitar cambiar los colchones durante al menos 10 años.

Algunos expertos aconsejan que lo mejor es gastar todo lo que puedas pagar, es algo con lo que yo estoy de acuerdo. Dormir bien es uno de los factores más importantes para nuestra salud.

Una vez fijado el presupuesto, la siguiente prioridad a la hora de elegir el mejor colchón es buscar el tipo de apoyo adecuado.

El peso corporal dictará en gran medida el tipo de tensión que necesitas en tu colchón – los más suaves son mejores para una mujer delgada, un colchón más firme beneficiará a personas que pesen más. Muchos proveedores venden colchones de combinación con diferentes tensiones a ambos lados, para las parejas con pesos muy variados.

Otros venden dos colchones comprimidos juntos, una técnica mucho mejor en los viejos tiempos, por lo que ahora es casi imposible decir que hay una división. «Decimos que si las parejas sienten la cremallera, les devolveremos su dinero», dice Hills.

Con los colchones de muelles, la firmeza la dicta en gran parte el número de muelles. Los colchones de alta calidad, a menudo tienen algodón suave y lana de cordero para mejorar los muelles.

La espuma viscoelástica está diseñada para eliminar los puntos de presión al esparcir el peso corporal uniformemente. Los colchones de espuma viscoelástica se reorganizan constantemente para amoldarse a los contornos exactos de un cuerpo

Aunque los buenos colchones son caros, seguramente valen la pena para la salud y la felicidad, incluso si esto significa hacer ahorros en otros lugares. Por eso hay que poner mucha atención a la hora de elegir el mejor colchón.

Una buena prueba es sentarse en el borde y ver si todo el lado del colchón se hunde. Si es así, el colchón necesita ser cambiado de forma urgente.

Al elegir el mejor colchón, recuerda que los acolchados tienden a ser de menor calidad. Intenta siempre acostarse en el colchón en la sala de exposición y pedir consejo profesional antes de comprarlo. La elección de un nuevo colchón es una decisión muy importante para tu salud.

Asegúrate de que la base de la cama es adecuada para tu colchón. Una base pobre hará que incluso el colchón más caro sea incómodo. Diván o tapizados son los mejores para los colchones de muelles. Los colchones de espuma de memoria son mejores si tienes sólo una base de listones de madera.

Para medir la tensión correcta para ti, debes tumbarte en el colchón en la exposición, y meter la mano debajo de la espalda. Si hay una gran brecha, el colchón es demasiado blando, no hay hueco en absoluto, entonces es demasiado firme. Debes ser capaz de pasar la mano para que la tensión sea adecuada.

Espero que estos pequeños consejos te ayuden a elegir el mejor colchón para tu descanso, ya que es una parte fundamental para tener una buena salud.

Todo lo que necesitas saber sobre Apiterapia

Primero que todo ¿Qué es la Apiterapia?

La apiterapia es una disciplina terapéutica que se basa en el funcionamiento de la colmena y los productos que se derivan de ella como el veneno de abejas (apitoxina), miel de abejas, propóleo, jalea real, polen, pan de abejas, embriones de zánganos y aire de la colmena, con el fin de prevenir y acompañar el tratamiento de distintas enfermedades que se presentan en el ser humano. Es fundamental para que esta premisa sea verdadera, que los productos de apiterapia consumidos sean de excelente calidad y por supuesto, que no sean falsificados.

En el momento de buscar un manejo o procedimiento de apiterapia es adecuado y necesario asesorarse de un profesional experto en el tema.

¿Cómo funciona?

Los productos y procedimientos de apiterapia tienen múltiples acciones sobre el cuerpo. En muchos casos se requiere la interacción entre productos y procedimientos para alcanzar el beneficio terapéutico. La apiterapia modifica eventos que ocurren dentro de las articulaciones relacionados con el desgaste, actúa como inmunodulador (disminuye la inflamación), fortalece la acción inmunológica contra las células cancerosas, alivia el dolor, disminuye la oxidación del colesterol y arterias (relacionada con la enfermedad cardiovascular), retrasa el envejecimiento y mejora la comunicación entre los órganos del cuerpo.

¿Para qué sirve?

Muchas son las enfermedades y condiciones que se pueden beneficiar del uso de la apiterapia. Entre ellas se cuentan la artrosis, artritis, lupus eritematoso, esclerosis múltiple, trastornos del sistema inmunológico, cáncer, fibromialgia, hipertensión arterial, dislipidemias, sobrepeso, síndrome del túnel del carpo, enfermedad cardiovascular, diabetes, gastritis, colon irritable, asma, enfermedades pulmonares crónicas, esclerosis lateral amiotrófica, esclerodermia, pénfigo, psoriasis, síndrome de sjögren, hernia discal, espondilitis cervical, lumbalgias, hemorroides, esguinces de tobillo, espolones del talón, sinusitis, bursitis del talón de aquiles, tendinitis poplítea, tendinitis aquileana, codo del tenista, tendinitis del manguito rotador, hombro congelado, tinitus.

Apiterapia de Segunda Generación: Apiterapia sin Dolor

Existen dos formas para la aplicación del veneno de abejas por parte del profesional, denominadas respectivamente apiterapia de primera y de segunda generación: La apiterapia de primera generación se caracteriza por utilizar formas de aplicación invasivas dentro de las cuales se destacan 1) La picadura directa, 2) la inyección de una preparación farmacéutica del veneno de abejas. En cambio, la apiterapia de segunda generación se realiza a través de una forma no invasiva.

Algunos avances científicos generan una corriente de innovaciones tecnológicas, el campo de la apiterapia se ha beneficiado del conocimiento original nacido de estos avances, y esto aplica especialmente a los procedimientos con veneno de abejas: la apiterapia de segunda generación es prueba de ello.

Esta técnica es una innovación patentada por la Sociedad Colombiana de Apiterapia (SCA) única a nivel mundial. Consiste en la aplicación profunda del veneno de abejas sin lastimar al usuario con picaduras o agujas, es un procedimiento no invasivo. Para su realización la SCA ha diseñado y patentado un dispositivo exclusivo para hacer posible esta técnica, el Apibot. Este aparato permite la entrada del veneno de abejas a través de la piel al reorganizar la polarididad de las células de la epidermis a la vez que ejerce un efecto de pushing por medio de ultrafrecuencia y luz infrarroja.

En este caso el veneno de abejas es utilizado en una dosis altamente concentrada en presentación de «emulgel» como forma farmacéutica, por eso es de manejo exclusivo de profesionales entrenados en apiterapia; este emulgel es aplicado directamente en zonas de dolor o «puntos gatillo», los principios activos de la apitoxina progresivamente permean las capas más externas de la piel, para luego pasar a tejidos más profundos, como el tejido muscular y/o articular cuando se busca un efecto local, sin embargo finalmente actúa en toda la economía del cuerpo al alcanzar el torrente sanguíneo.

La apiterapia de segunda generación conserva la misma efectividad de la picadura directa de la abeja y de las inyecciones, pero suprimiendo las molestas sensaciones de dolor y «rasquiña» de estos últimos.

Meliterapia

La meliterapia es una terapia diseñada y patentada por la Sociedad Colombiana de Apiterapia, consiste en la aplicación de miel robusta pecorizada en puntos de stiper- puntura a través de parches isoeléctricos.

Esto se complementa con luz infrarroja para acelerar en proceso de absorción. La meliterapia es un excelente complemento a la aplicación de veneno de abejas en el tratamiento de dolencias articulares que cursan con inflamación.