Dormir como un tronco y levantarse sonriente

Recuerdo como un buen amigo mío era capaz de dormir como un tronco fuese donde fuese. Igual daba que le tocara dormir en un mugriento sofá, un incomodo asiento de avión o en una habitación de hostal con decenas de personas, gente entrando y saliendo o roncando. Mientras yo me levantaba sintiéndome que no había dormido nada, él se despertaba bien fresquito y sonriente.

Sin duda, cada persona es un mundo, y somos varios los noctámbulos que ya no solo nos resultaría imposible conseguir lo que mi amigo hace, sino que pudiendo estar realmente cansados y en nuestra cama de siempre, podemos pasarnos horas y horas mirando al techo.

Aquí te traigo algunos consejos para asemejarte más a mi amigo y poder dormir como un tronco:

Gástate el dinero en un buen colchón

Así me lo dijo un amigo griego, estudiante de fisioterapia, que recomendaba no escatimar en gastos tanto en los zapatos como en los colchones, por motivos de espalda. Yo lo sintetizo un poco más, y lo concreto en el colchón, indispensable para dormir como un tronco.

Recuerdo la cama de uno de mis pisos de estudiante, estrecha, corta y vieja. Tuve que ideármelas para alargarla añadiendo un mueble a la altura de los pies. Por descontado, la chapuza me pasaba factura cada noche, despertándome en cuanto quería acomodarme con otra postura para dormir.

Mi amigo en cambio, algo menos alto que yo, dormía perfectamente en un colchón echado en el suelo. ¿Conclusión? Cuando volví a casa compré un buen colchón viscolatex. Desde entonces las noches nunca han sido tan poco reparadoras como la de aquel piso de estudiantes.

Para dormir como un tronco debes practicar deporte, pero controla los horarios

Evita excederte en cualquier deporte dos horas antes de irte a dormir. Tu cuerpo genera adrenalina y otras hormonas excitantes durante la práctica deportiva, por lo que, a pesar de estar cansado físicamente, tu mente estará alerta y te verás de nuevo mirando al techo sin poder dormir.

Deja al menos un par de horas entre el ejercicio y la hora de irte a dormir. Sino te pasará como a mi, cuando terminaba mi entrenamiento a las 23 horas, no había manera de dormirme antes de las 1 o 1:30 de la madrugada y el despertador sonaba a las 6:30…

Mi caso era diferente, puesto que se trataba de un deporte de equipo y esos eran los horarios que teníamos. Por eso te recomiendo que, si no practicas ningún deporte, optes por alguno en el que te puedas autogestionar el tiempo.

Abandona la luz de las pantallas y sustitúyela por la tinta de las páginas

Jugar a videojuegos con el móvil, o tener una pantalla como la del portátil cerca de nuestra vista antes de dormir podría alterarnos y ponernos nerviosos antes de dormir, por lo que no es recomendable si lo que pretendes es dormir como un tronco.

 

Tomar algún té o infusión relajante como rutina antes de dormir

Existen muchos tés y bebidas que pueden ayudarte a relajarte, como la valeriana o la manzanilla. El hecho es que tomar una bebida caliente antes de acostarnos puede funcionar como acto rutinario, tal como salir a correr o leer antes de dormir. Si tu cuerpo se acostumbra a esta serie de prácticas, sabrá, como si de un reloj se tratara, cuando es tu hora de descansar.

Kusmi Tea y Té Directo tienen una variedad increíble de tés naturales para elegir y todos ellos de calidad contrastada. Escoge aquel que más te agrade y tómatelo antes de leer el libro. Durante tu lectura empezarás a sentir sus resultados y pronto te verás rodeado por los brazos de Morfeo.

Más consejos a tener en cuenta

  1. Evita las comidas abundantes. Forzar a tu estómago a hacer una digestión larga y costosa no ayuda a relajarte. Cena aproximadamente una hora y media antes de irte a la cama y evita dulces o bebidas excitantes.
  2. Anota las tareas del día siguiente en una hoja. Irte a dormir pensando en lo que tienes que hacer mañana para no olvidarte hará que estés más pendiente de eso que de desconectar y de dormir.
  3. Respira profundamente, con el diafragma, para concentrarte en la respiración y relajar tu cuerpo.
  4. No utilizes la cama para trabajar bajo ningún concepto y mantén tu habitación limpia de preocupaciones del trabajo o del estudio.

Deja un comentario